Home OPINIÓN Aquí en confianza Iván Garza García
Aquí en confianza  Iván Garza García

Aquí en confianza Iván Garza García

0
0

Ya salió el peine   

 

La telenovela en la que los representantes de la derecha comarcana han convertido el proceso electoral coahuilense, todavía tiene algunos capítulos pendientes antes del gran final. Ni a Juan Osorio, o a la mismísima Carla Estrada se les hubiera ocurrido, en sus más bizarros sueños, un melodrama tan fantástico como el que, hilo por hilo, fueron tejiendo los panistas coahuilenses. A base de medias verdades o mentiras completas, los personajes de marras han dado rienda suelta a su imaginación y, con menor éxito que al principio, continúan abonando al caos que ellos mismos crearon.

El último artilugio pintando de azul fue recetado al respetable en la voz de un diputado local. Olvidando que es abogado y, a ratos, incluso hasta buen tribuno, el panista Jesús de León Tello, hizo una absurda interpretación jurídica para calificar de ilegal el proceso de entrega – recepción iniciado por los gobernadores Constitucional y Electo hace apenas unos días. En un intento desesperado por enturbiar aún más el ambiente, Chuyito (como lo llaman sus jefes) revolvió las preñadas con las paridas (dijera Don Héctor) y se sacó de la manga argumentos tan falsos, como ridículos.  Quesque no se puede iniciar la transición de la administración pública estatal, porque todavía están pendientes las resoluciones de los órganos jurisdiccionales respecto a los recursos presentados con motivo de la pasada elección ¡Adió! Lo que no dijo el diputado, hoy reducido a mensajero, es que la constancia de mayoría que recibió Miguel Ángel Riquelme por parte del IEC el pasado 11 de junio, lo acredita como Gobernador Electo y, por lo tanto, está facultado para iniciar los trabajos de entrega – recepción. Lo que tampoco mencionó, es que la Constitución en su artículo 41, y demás leyes relativas, determinan claramente que las impugnaciones en materia electoral no suspenden el acto reclamado. Dicho de otra forma, Riquelme es el Gobernador Electo de Coahuila, hasta que una autoridad jurisdiccional facultada para ello no diga lo contrario. Por lo tanto, no solamente puede, sino también debe, ponerse a chambear desde ya por la entidad.

Los que conocen a Chuy de León seguramente se estarán preguntado por qué razón el torreonense se atrevió a aventarse esa descomunal puntada. Pero que no cunda el pánico; ya salió el peine. Al azulado legislador lo mandaron a desviar la atención en forma deliberada. Resulta que un día antes de su conferencia de prensa, los panistas recibían una nueva denuncia por la presunta comisión de delitos electorales, relacionados con la intromisión del Gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, en las elecciones coahuilenses.  Todo parece indicar que el mandatario del fronterizo estado desvió recursos a favor de la fallida campaña de Guillermo Anaya Llamas, a través de la Universidad Tecnológica de Nuevo Laredo, a cargo del Rector Alfonso Aramis Salas Pérez. Los denunciantes detectaron que un grupo de empleados en activo de la referida institución educativa, quienes incluso hacían uso de vehículos oficiales, servían como auxiliares y animadores en la campaña anayista. Sin duda, nuevas pistas ofrecerá esta reciente querella, para develar la compleja red de financiamiento de la que se valió Acción Nacional.

Aquí en confianza, en menudo lío se metieron los azules y sus aliados al ser descubiertos nuevamente en prácticas ilegales; sobre todo, ahora que se aleja cada vez más el inventado fantasma de la anulación electoral. Por lo pronto, los representantes de la derecha en nuestra patria chica siguen (y seguramente seguirán) practicando al dedillo las más depuradas técnicas de manipulación mediática, con el único fin de confundir a la ciudadanía. Lo hicieron desde el inicio del proceso electoral y lo continúan haciendo ahora sin el menor recato, usando el engaño como principal divisa.

Considerado uno de los más importantes pensadores contemporáneos, el lingüista, filósofo y activista estadounidense, Noam Chomsky alguna vez escribió: “El cuadro del mundo que se le presenta a la gente no tiene la más mínima relación con la realidad, ya que la verdad sobre cada asunto queda enterrada bajo una montaña de mentiras”. Ahí se los dejo para la reflexión.

DEJE SU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *