Home MUNDO Trump genera tensión en Cumbre G-20 en Argentina
Trump genera tensión en Cumbre G-20 en Argentina

Trump genera tensión en Cumbre G-20 en Argentina

0
0

AGENCIA NOTIMEX/FACTOR

Buenos Aires. Entre contradiciciones de todo tipo, mensajes cruzados y la tensión que predominó por lo que podría suceder entre Estados Unidos y China, finalmente se pudo redactar un documento final de la Cumbre de los Veinte (G-20), que se tituló: “Construyendo consenso para un desarrollo justo y sostenible”.

La declaración evidencia la crisis que afecta al organismo, a la Unión Europea, (UE) a las relaciones entre este bloque y Estados Unidos, cuya delegación llegó con la espada desenvainada en su guerra comercial contra China, y suspendiendo una reunión prevista entre el presidente Donald Trump y su par de la Federación Rusa, Vladimir Putin, quizás el más distendido en esta reunión.

La noticia de la muerte del ex presidente George Bush de 94 años, impactó en la Cumbre, haciendo que se adelantara la reunión del presidente Trump con el líder chino Xi Jinping para que el mandatario estadunidense pudiera asistir a los funerales.

El documento final que evidencia las imposiciones de Trump, para que no se hablara de “proteccionismo”, uno de los puntos clave que no se trató.

Los líderes del G-20 reconocieron que existen “problemas en el comercio” global y se comprometen a trabajar para un desarrollo mundial justo y sostenible, resaltando la necesidad de reformar la Organización Mundial de Comercio. También se destaca la importancia de limitar la producción de acero en el mundo, lo que se interpreta como un mensaje para China.

“El comercio internacional y la inversión son motores importantes del crecimiento, la productividad, la innovación, la creación de empleos y el desarrollo. Reconocemos la contribución que el sistema multilateral de comercio ha hecho para ese fin” pero se advierte que “no está cumpliendo con sus objetivos y existe margen para mejorar” y que su funcionamiento se evaluará en la próxima Cumbre que se realizará en Japón.

El documento avanza en sus primeras líneas en temas que fueron centrales en el debate como el futuro alimentario e infraestructuras que permitan el desarrollo sostenible, el futuro del trabajo en el marco de un proceso de expansión tecnológica global, y una estrategia para impulsar la igualdad de género, considerada crucial para el crecimiento económico, lo que surgió como un tema clave en los últimos tiempos en la agenda que se debatió.

Consideran que la construcción de consensos es el mecanismo para mejorar las reglas internacionales y enfrentar con efectividad los rápidos cambios mundiales. La palabra “proteccionismo se evitó y sólo quedó una frase difusa “notamos asuntos sobre el comercio”. No se habló de multilateralismo ni de libre comercio.

Versiones periodísticas señalan que el presidente argentino Mauricio Macri se comprometió con Trump- para que este viniera al país- a mantener fuera estos temas y por supuesto los que se refieren al cambio climático. Antes de viajar a la Cumbre, Trump fijó su posición negando esta problemática ambiental contando a partir del próximo año con un ferviente socio en la región: el presidente electo de Brasil, el neofascista Jair Bolsonaro, quien monta en cólera cuando alguien le habla del “calentamiento global”.

De acuerdo al oficialista diario digital Infobae “Argentina encontró una fórmula para abordar la cuestión desdoblando el asunto en dos puntos. En el 20, afirma que “los signatarios del Acuerdo de París, que también se han unido al Plan de Acción de Hamburgo, reafirman que el pacto es irreversible y se comprometen a su plena aplicación” y logran su objetivo.

Pero este compromiso no se aplica a Estados Unidos que tiene un punto hecho a su medida, el 21 donde se establece que ese país reitera su decisión de retirarse del Acuerdo de París y afirma su fuerte compromiso con el crecimiento económico, el acceso y la seguridad de la energía, utilizando todas las fuentes de energía y tecnologías, mientras protege el medio ambiente”.

Es la ambigüedad para conformar a todos sin hacer lo que se debe hacer, señalan analistas locales. Lo que sí interesaba a Macri y a sus funcionarios era instalar el tema de la “corrupción” que están utilizando, como también lo hace Brasil y otros, para la persecución contra los líderes políticos que en la pasada década se atrevieron a desafiar a Estados Unidos con el logro de una integración latinoamericana de características emancipatorias.

En el punto 29 del documento se establece que “los países se comprometieron a poner en marcha un plan de acción que se irá desarrollando de 2019 a 2021”, cuyo objetivo será impulsar “principios para prevenir la corrupción y asegurar la integridad de las empresas públicas”, y se exhortó a seguir de cerca “conflictos de intereses” en la órbita del Estado. Sin embargo, no figura ninguna instancia en que se establezca la imposición de una reserva ética que establezca la no utilización de esta temática para la persecución política y una vigilancia estricta sobre las pruebas, sin que haya manipulación como la que se está viendo en nuestra región y en el mundo. La pregunta de analistas locales: ¿Cuántos gobiernos , parlamentos, tribunales y otros quedarían en pie si en realidad se decide enfrentar la corrupción seriamente?

La voz de la calle dice ante esto que “Macri dice que el país ya está en el mundo… de la fantasía será porque la crisis se agrava y la promesa de más ajustes nos llevará al infierno. En el mundo que nos muestra Macri, también está ardiendo París porque como nosotros los pueblos no se van a suicidar, luchan y luchamos para sobrevivir” señaló un comunicado de jóvenes sindicalistas.

DEJE SU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *