Río Sabinas

Río Sabinas

0
0

 

Por: Cristina Flores Cepeda

Región Carbonífera, Coah.- El río Sabinas permitió a los fundadores de este municipio quedarse debido a su majestuosidad, garantía que, donde hay agua hay vida y aquellos visionarios hombres lo aplicaron a la perfección. El río recibe su nombre debido a que en la gran vegetación de sus riberas, destacan principalmente los árboles conocidos como sabinos.

Nace en la sierra de Santa Rosa, a una altura de 2000 metros sobre el nivel del mar, en el municipio de Múzquiz, Coahuila. Este río pertenece a la cuenca hidrológica del río Bravo. El nombre primitivo era el de “El Padre”, y corría bañando las raíces de aquellos árboles que se levantaban a su vera: los sabinos. La antigua crónica dice: “era como si esos árboles y el río —y así se siente— se pertenecieran entre sí”, y el nombre del río fue conocido desde entonces como el río de las Sabinas, Sabinos o simplemente: Sabinas.

De acuerdo a mapas antiguos y documentos históricos, el río se llama Sabinas desde su inicio hasta su desembocadura en la presa tradicionalmente conocida como Don Martín, y que oficialmente se llama Venustiano Carranza. A su paso tiene una saca que beneficia al ejido Guadalupe Victoria, ejido que pertenece al municipio de Sabinas.

Es un afluente natural que ha ocasionado inundaciones en la Región Carbonífera arrasando a su paso viviendas, siembras, cercas, animales, etcétera pero sigue siendo el sitio que permite a los visitantes ubicar un lugar ideal para vivir. Aseguran que, quien bebe agua del río ya no se puede  ir de aquí. Constantemente el departamento de protección de recursos naturales del río Sabinas hace  campañas de concientización entre los paseantes y visitantes a la ribera del río, a fin de preservarlo y que tengan conocimiento de cómo nace este río que une a la Región Carbonífera.

Es evidente que muchas de estas personas no hacen caso pues las condiciones que prevalecen en el río son de suciedad, la gente tira basura en su cauce y esta sale a flote en momentos en que  lleva agua. Sin embargo hay otros que si atienden la recomendación y  procuran llevarse su basura cuando acuden junto con la familia a disfrutar de la tranquilidad en sus márgenes.

Junto con el río se exhorta el cuidado hacia el árbol sabino, pues muchos de ellos fueron arrancados por la creciente de 2010 y empieza a reforestarse con nuevos brotes que deben ser cuidados.

El río Sabinas se forma con la unión de los ríos San Juan y Álamos que nacen en la Sierra de Santa Rosa y en conjunto tienen una longitud de 150 kilómetros hasta llegar a la presa Venustiano Carranza; recorriendo parte de los municipios de  Múzquiz, San Juan de Sabinas, Juárez, Progreso y Sabinas.

En él se calcula que da cobijo a un sinfín de aves, peces, reptiles y más de 600 especies de plantas; la naturaleza ha sido pródiga en la Región Carbonífera lista, dispuesta siempre ha recibir a quienes vienen a visitarnos y presumir la majestuosidad de este afluente natural que nace desde Múzquiz en un correr tranquilo por toda la región, para dar vida a todo su alrededor.

En época de sequía es el río precisamente el que nos indica lo crítico de la situación o al recuperarse como en estos días, que tiene su cauce lleno. Cuidémoslo y recordemos, que el agua es vida  y el río una fuente elemental de abastecimiento.

 

 

 

DEJE SU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *