Home DEPORTES NEW ENGLAND PATRIOTS, CAMPEONES
NEW ENGLAND PATRIOTS, CAMPEONES

NEW ENGLAND PATRIOTS, CAMPEONES

0
0

Los New England Patriots conquista su sexto Super Bowl tras vencer 13-3 a Los Angeles Rams

 

CIUDAD DE MÉXICO.- La leyenda de Tom Brady, Bill Bellichick y los New England Patriots se hace más grande. Una vez más lo hicieron. Vencieron a Los Angeles Rams en el Super Bowl LIII para llevar a sus vitrinas el Trofeo Lombardi por sexta ocasión en su historia.

El veterano mariscal de campo de los Pats añade a su impresionante palmarés un récord, el cual sin duda perdurará por mucho tiempo, al ser el único jugador en la historia de la NFl en ganar en seis ocasiones el título, hazaña que hasta este domingo compartió con el defensivo Charles Haley, quien conquistó cinco campeonatos con San Francisco y Dallas.

Además, Brady, deja atrás el registro de Peyton Manning, al convertirse en el quarterback de mayor edad en ganar el Super Bowl, con 41 años y 184 días; Manning lo hizo en la edición 50 con los Denver Broncos a los 39 años y 320 días.

Los Patriots también se consolidan como la que para muchos es la dinastía más dominante en historia de la NFL, al unirse a los Pittsburgh Steelers como los únicos en ganar seis veces el máximo galardón.

Fue tal vez, el duelo más sencillo de Brady en un Super Bowl, luego de que los Rams jamás aparecieron en el emparrillado. Ese tremendo ataque que lucieron a lo largo de la campaña, simplemente se apagó.

Jared Goff se mostró inseguro y sin argumentos para mover al que fue el segundo mejor ataque de la Liga.

Todd Gurley, evidentemente no estaba al 100 por ciento y en esta ocasión CJ Anderson no fue el “caballito de batalla” que tanto lució durante la postemporada. Fue tan inoperante el ataque de los Rams que por primera vez, bajo las órdenes de Sean McVay, el equipo se fue sin puntos en una primera mitad.

Por primera vez en la historia del Super Bowl, un equipo se vio obligado a despejar en 8 ocasiones de manera consecutiva. Ese honor, ahora también es de los Rams.

Y aunque en el tercer cuarto intentaron reaccionar, y empataron el partido, al final la experiencia de los Pats y la novatez de los Rams se acomodaron para definir el encuentro.

En números fue el Super Bowl más pobre para Tom Brady quien apenas lanzó para 262 yardas, no tuvo pase de anotación y sufrió una intercepción; sin embargo, le alcanzó para lograr el triunfo más holgado de los Patriots en un juego por el Trofeo Lombardi.

Fue un partido que al inicio parecía iba a ser complicado para los New England, apenas en la primera serie ofensiva, Tom Brady fue interceptado y en ese mismo primer cuarto, Stephen Gostkowki falló un intento de gol de campo de 43 yardas.

Pero del otro lado no hubo respuesta positiva. Los Rams apenas logran 3 primeros y diez en la primera mitad, con un Jared Goff que terminó el partido con 229 yardas, con una intercepción y sin pase de anotación.

Y aunque la defensa de los Rams mantuvo el partido al alcance, su ataque no respondió.

En contra parte, el buen trabajo a la defensiva de New England, que presionó constantemente a Goff para evitar que pudiera localizar a sus receptores.

La historia se empezó a escribir con un gol de campo de Gostkowki quien conectó un gol de campo de 42 yardas en el segundo cuarto para poner los primeros puntos en el marcador 3-0.

Los Patriots sufrieron un duro golpe antes de terminar la primera mitad, cuando Patrick Chung tuvo que abandonar el partido con una lesión en el brazo derecho al intentar tacklear a Gurley.

Para la segunda mitad, los Rams dieron alguna luz de esperanza a sus aficionados, cuando pudieron hilvanar una serie, consiguiendo tres primeros y diez, que culminó con un gol de campo de 53 yardas (el segundo más largo en la historia del Super Bowl) de Greg Zuerlein.

Brady y los Patriots siguieron en lo suyo, y con un pase de para el ala cerrada Rob Gronkowski, dejaron el escenario listo para el corredor novato Sony Michel, quien con una carrera de dos yardas entrara a las diagonales para poner el 10-3.

Los Rams mostraron algo de orgullo e intentaron responder; sin embargo, cuando ya tocaban la puerta, Stephon Gilmore interceptó un pase a Goff, cuando se acercaban a la zona prometida, y con eso prácticamente se definió el encuentro.

Finalmente, Gostkowki selló el triunfo con un gol de campo de 41 yardas.

Una página más en la gloriosa historia de los Pats, que aún no tiene punto final, pues con Brdy y Bellichick, es muy factible que esta historia continuará.

DEJE SU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *