Home COAHUILA CARBONÍFERA Llegan los Amunches Viajeros a Múzquiz
Llegan los Amunches Viajeros a Múzquiz

Llegan los Amunches Viajeros a Múzquiz

0
0

Mayra Guerra

MUZQUIZ, COAH.- “Todo comienza con un sueño”, así es como iniciaron una pareja de argentinos a emprender su viaje por el continente americano hace 16 años; su propósito llegar a Alaska. A lo largo de su recorrido procrearon una hermosa niña; que hoy en día los acompaña en lo que es su casa, un autobús que hace muchos años fue un transporte escolar. Ahora su hogar.

Patricia Fehr, Germán de Córdova y la pequeña Inti de 10 años, son una familia que han recorrido 28 países, y pese a que su meta era llegar a Alaska, su andar sigue por distintas partes del mundo.

Múzquiz, fue uno de los destinos que la familia argentina denominada “Amunches” (viajeros en mapuche, pueblo originario de la Patagonia argentina), eligió en el estado de Coahuila con el propósito de conocer sus etnias.

Es Patricia Fehr, quien contó a Factor la hospitalidad que encontraron en este municipio, con un trato amable y caluroso, tal como su clima.

Indicó, que los paisajes naturales, y la gastronomía, hacen que Múzquiz sea un buen destino turístico.

“La gente nos ha brindado todo su cariño, y la experiencia ha sido muy linda”.

Destacó, en su visita a la comunidad de los Negros Mascogos, encontró que es una población muy abierta y dispuesta a recibir a la gente en su comunidad.

La mujer contó, que su casa, la adquirieron en su estancia por el vecino país en Estados Unidos por la necesidad de agrandar su hogar; anteriormente viajaban en una camioneta, recordando que su aventura inició como un sueño.

“Todos tenemos proyectos y sueños en la mente, el de nosotros fue viajar y recorrer el continente para conocer qué había más allá del lugar en dónde nacimos, en San Nicolás Argentina, una ciudad pequeña cerca de Rosario”.

La bella Inti nació en España, y a lo largo de este recorrido ha sumado junto con sus padres grandes amistades.

“Nos costó mucho salir y ahorrar para nuestro proyecto, que en lugar de comprar una casa, nos compramos una camioneta” contó Patricia.

La familia ahora comparte su estilo de vida con escuelas, empresas y ciudadanía en general para motivar a que todos se atrevan a hacer lo que realmente quieran y les apasiona, “cuesta descubrir pero vale la pena”.

En este viaje extenso, señaló han logrado descubrir que el lugar perfecto no existe; es uno mismo quien lo hace perfecto, y los lugares no son nada sin la gente.

“Lo importante, no es la cantidad de países ni el tiempo ni la distancias, son las experiencias; uno puede recorrer el mundo, pero si no se atreve a compartir con la gente, solamente sumamos kilómetros”.

En relación a las despedidas constantes de amistades que logran formar en cada lugar al que arriban, señaló que las despedidas pueden ser positivas, siempre teniendo la seguridad que mañana también habrá gente buena por conocer.

Este viaje que parece no tener fin, continuará en México por Cuatro Ciénegas, Monterrey y Real de Catorce.

 

 

 

 

 

DEJE SU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *