Home VIDA Y ESTILO Consejos para vencer el miedo y volar por primera vez
Consejos para vencer el miedo y volar por primera vez

Consejos para vencer el miedo y volar por primera vez

0
0

El ser humano siempre soñó con volar. El esfuerzo, el ingenio y un poco de suerte lo elevaron por sus propios medios allá por 1782, cuando Joseph y Jacques Mongolfier construyeron el primer globo aerostático en Francia, y a principios del siglo XX los hermanos Wright construyeron el primer avión, propulsado a hélice con la potencia de una motocicleta atado con cuerdas de piano.

Volar también significa llegar más fácilmente de un lugar a otro, más rápido y sin problemas de tráfico terrestres, que siempre abundan. Desde arriba, se comprende el mundo de otra forma.

¿Pero qué hay de esas personas a las que la sola idea tomar altura en una máquina que rompe la gravedad ya les da pavor? Y si eres de esas personas, ¿hasta cuándo vas a esperar para romper con ese miedo? En este texto te ayudaremos con consejos y técnicas que te ayudarán a convertirte en un pasajero curtido que disfrute de sus próximos vuelos.

¿Primera vez en el aire? Elige un destino cercano

Si de verdad quieres aventurarte a hacer un viaje en avión para vencer tus temores, es por supuesto muy recomendable que comiences por un trayecto corto, de no más de dos horas, como por ejemplo un vuelo de Coahuila a CDMX, que apenas toma una hora y 47 minutos entre el despegue y el aterrizaje. Si acaso tu primera experiencia volante no te agrada, ¡al menos dura poco!

En el aire

Goma de mascar, auriculares, crucigramas: distráete antes y durante el vuelo

Si algo pone nerviosas a las personas es tener que esperar para hacer algo que no les gusta. Y esas situaciones siempre se dan en los aeropuertos: a veces hay algunos minutos de demora para la habilitación del embarque, por lo general uno llega temprano por más que no haga falta, los aviones con sus pasajeros embarcados suelen tener que esperar a que la pista se despeje para iniciar el despegue.

Por eso, para enfrentar esos minutos difíciles, es importante tener alguna cosa con la que entretenerse. Podrás usar tu celular hasta el momento en que el avión comience a moverse, pero quizás también sea útil visitar el baño por última vez, visitar los candy shops –aunque a veces resulten más caro que fuera del aeropuerto– o directamente enfrascarte en la lectura de un libro o revista.

También puedes obligarte a leer en los momentos previos al despegue, incluso durante los temblores y el impulso de la partida misma mucha gente los enfrenta leyendo o escuchando música en volumen fuerte para contrarrestar la vibración y sordo retumbo de los motores.

Es usual que los oídos se tapen por un cambio de presión al tomar altura o al bajar hacia el aterrizaje: para estos momentos lo mejor es tener goma de mascar a mano para que con el movimiento de la mandíbula los oídos se destapen.

Primer vuelo, vuelo barato

Si la cuestión es buscar una excusa para volar por primera vez, la mejor estrategia quizás esté en buscar un vuelo barato, de ocasión, unos días de vacaciones fuera de la ciudad que resulten placentero. ¡Nadie quiere pagar cara una experiencia incómoda!

Es clave para encontrar vuelos baratos tener en cuenta la posibilidad de viajar en días de semana, pues los fines de semana es cuando más gente suele tomar un avión y eso encarece los boletos.

Pero lo importante es que hay que darle lugar a la incomodidad para poder disfrutar de una experiencia también muy movilizador como recorrer nuestro país a través del cielo. Si acaso tomas valor y eliges un asiento junto a la ventana, verás que es lo más parecido a ver un mapa: verás carreteras, fincas, pueblos y demás detalles diminutos que luego de unos minutos te harán olvidar del miedo. Y si todo esto cuesta unos pocos miles de pesos, ¡mejor!

Abandona el miedo y sube abordo, no te arrepentirás.

DEJE SU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *