Home OPINIÓN Carpe Diem!
Carpe Diem!

Carpe Diem!

0
0

 

By:Me

 

Nelson Mandela: “Después de convertirme en presidente, le pedí a algunos miembros de mi protección cercana que pasearan conmigo en la ciudad para almorzar en un restaurante”.

 

Nos sentamos en uno de los restaurantes del centro y todos pedimos comida. Después de un tiempo, el camarero nos trajo nuestras solicitudes, me di cuenta que había alguien sentado frente a mi mesa esperando comida.

 

Cuando fue servido, le dije a uno de los soldados: Ve a pedirle a esa persona que se una a nosotros con su comida y coma con nosotros.

 

El soldado fue y expresó mi solicitud al hombre. Este levantó su comida y se sentó a mi lado.

 

Mientras comemos sus manos temblaban constantemente, hasta que cada uno termina de comer y el hombre se marcha..

 

El soldado me dijo:

 

– El hombre aparentemente estaba muy enfermo. Sus manos temblaban mientras comía.

 

” No, en absoluto dijo Mandela.

 

Ese hombre era el guardián de la cárcel donde yo estaba encarcelado. A menudo, después de la tortura a la que estaba sometido, gritaba  pidiendo un poco de agua. Ese mismo hombre venía cada vez y orinaba en mi cabeza en lugar de darme agua.

 

Por lo tanto, estaba asustado y temblando, esperando que yo le hiciera lo mismo, ya sea torturándolo o encarcelándolo, ya que ahora soy el presidente del Estado de Sudáfrica.

 

Pero este no es mi carácter ni parte de mi ética.”

 

La mentalidad de venganza destruye los estados mientras que la mentalidad de reconciliación construye naciones.

DEJE SU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *