Home MUNDO Trump retoma mensajes de odio tras dos de los peores atentados en EU
Trump retoma mensajes de odio tras dos de los peores atentados en EU

Trump retoma mensajes de odio tras dos de los peores atentados en EU

0
0

AGENCIA NOTIMEX/FACTOR

Nueva York. Asombrando hasta a los que ya no se sorprenden más, Donald Trump arremetió contra inmigrantes y los medios hoy, nutriendo lo que llevó al peor crimen antisemita y el peor atentado contra líderes políticos en la historia de este país, mientras que líderes judíos y otros declararon que el presidente no era bienvenido a Pittsburgh hasta que denunciara a los supremacistas blancos y abandonara su retórica antimigrante.
Ignorando por ahora el repudio de dirigentes de la comunidad judía en Pittsburgh, y la solicitud de su alcalde de esperar hasta después de los funerales de las 11 víctimas de la masacre realizada en una sinagoga el sábado, Trump y la primera dama anunciaron que visitarán la ciudad este martes.
Más de 35 mil personas han firmado una carta abierta a Trump de un grupo de líderes judíos en Pittsburgh declarando que “presidente Trump, usted no es bienvenido en Pittsburgh hasta que denuncie plenamente el nacionalismo blanco”. La misiva agrega que el mandatario no es bienvenido hasta que cese de poner en peligro a todas las minorías y hasta “que usted cese su asalto sobre migrantes y refugiados”.
Acusaron que durante los últimos tres años, “sus palabras y políticas han envalentonado a un creciente movimiento nacionalista blanco. Usted mismo llamó malvado el asesinato, pero la violencia [del sábado] es una culminación directa de su influencia… la masacre de ayer no es el primer acto de terror que usted ha incitado contra un grupo minoritario en nuestro país”.
La ex presidenta de esa sinagoga -el Árbol de la Vida- se sumó al sentimiento de la carta afirmando que Trump no es bienvenido a su ciudad porque es “un proveedor del lenguaje del odio”.
La masacre en la sinagoga fue caracterizada como el peor ataque antisemita en la historia de Estados unidos por la Liga Anti Difamatoria, la principal organización nacional judía de derechos civiles. La misma organización había informado hace unos meses que el nivel de ataques antisemitas en Estados Unidos se había incrementado un 57 por ciento durante 2017, primer año de Trump en la Casa Blanca, registrando un total de mil 986 incidentes.
A la vez, como han señalado líderes judíos y defensores de derechos civiles, el ataque fue tanto antisemita como antimigrante. El acusado había expresado en redes sociales que tenía que matar a judíos en parte porque eran responsables de promover la inmigración de “invasores que matan a nuestra gente” y de “las masivas caravanas humanas de jóvenes de Honduras y El Salvador invadiendo” a este país.
De hecho, algunos dicen que no sorprende que esto haya ocurrido justo cuando Trump está afirmando que la caminata de centroamericanos en México es una “invasión” y agrupaciones de ultra derecha han acusado a judíos, sobre todo al filántropo liberal George Soros, como promotores y financieros de la caravana.
Además, la masacre en Pittsburgh se realizó horas después del arresto de otro ultraderechista responsable de lo que algunos llaman el peor atentado contra líderes políticos en la historia del país -el envío de por lo menos 14 artefactos explosivos al ex presidente Barack Obama, el ex vicepresidente Joe Biden, varios legisladores nacionales y ex jefes de inteligencia y la ex candidata presidencial y primera dama Hillary Clinton.
Sin embargo, Trump -quejándose de que lo de las bombas había distraído del enfoque sobre las elecciones y de cumplir con mensajes breves de repudio a la “violencia política” y “el odio”, llamando a la unidad, y lamentando los hechos-, no tardó en volver a su retórica incendiaria de siempre.
Mientras sus generales cumplían con la orden del comandante en jefe de enviar más de 5 mil tropas a la frontera con México para defender al país de “una invasión” de migrantes centroamericanos (ver nota relacionada en esta edición) nutriendo una vez más el clima antimigrante, tampoco olvidó a su otro enemigo favorito -los medios- a quienes acusó ser los promotores del clima de violencia.
“Hay gran ira en este país causada en parte por el reporteo impreciso y hasta fraudulento de las noticias. Los Medios de Noticias Fabricadas, el verdadero Enemigo del Pueblo” debe frenar la hostilidad abierta y obvia y reportar la noticia verídica e imparcialmente, Eso hará mucho para apagar la flama de Ira” tuiteó esta mañana, afirmando que con eso se podrán “unir todos los lados en Paz y Armonía”.
Algunos expresaron incredulidad de que Trump continúe con esta retórica. Algunos políticos y defensores de derechos humanos advirtieron que estaba provocando la posibilidad de aún mayor violencia antimigrante y contra los medios, entre otros.
Mientras tanto, Trump reportó que tiene un nuevo aliado. “Tuve una muy buena conversación que el recién electo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro… “¡Acordamos que Brasil y Estados Unidos trabajarán conjuntamente de manera cercana sobre Comercio, Militar, y todo lo demás! ¡Llamada excelente, le envíe felicidades!”.
Por otro lado, comunidades religiosas, defensores de derechos civiles, y un amplio elenco de la clase política se sumó a expresar su pesar y su solidaridad con la comunidad afectada en Pittsburgh. Una campaña de recaudación de fondos llamada Musulmanes Unidos por Pittsburgh logró obtener más de 90 mil dólares en contribuciones para apoyar a sus conciudadanos judíos afectados por la matanza. Los jóvenes sobrevivientes de la masacre en su preparatoria en Florida que detonó la Marcha por Nuestras Vidas, movimiento nacional por el control de armas, también expresaron su solidaridad.

DEJE SU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *