Home OPINIÓN No tienen remedio
No tienen remedio

No tienen remedio

0
0

Verónica Martínez García
La ceremonia con la que oficialmente inició el proceso de entrega-recepción entre el actual gobierno estatal en Coahuila y el que lo será a partir del próximo 1 de diciembre generó reacciones; si bien la mayor parte de la sociedad lo entendió como un acto responsable y necesario, hubo también quienes -con más pena que gloria- quisieron descalificar este hecho y peor aún, confundir a los ciudadanos.

La entrega-recepción de la administración que hoy encabeza Rubén Moreira a la que dirigirá Miguel Riquelme es en primer lugar, un acto marcado por la ley; adicional a eso, hay que considerar que hacerlo en estos momentos es más que oportuno pues permitirá, entre otras cosas, asegurar que la transición no detenga programas y acciones de primerísima importancia como los relacionados con la seguridad, el desarrollo social, la salud y la educación.
A un muy reducido grupo -la cúpula del PAN en Coahuila- y algunos de los que hoy se convirtieron en su servidumbre, como el ex candidato de Morena, Armando Guadiana, este evento les generó urticaria, lo cual es entendible a partir de que perdieron la elección -otra vez- y de que nos son ellos los protagonistas de los sucesos.

Su desprecio por este acto que garantiza la estabilidad del estado y con ello de los ciudadanos, los muestra una vez más de cuerpo entero: a ellos no les interesa Coahuila ni los coahuilenses. Ellos quieren el poder por el poder y para eso son capaces de todo, como hasta ahora lo hemos visto.
Lo mismo inyectaron dinero ilícito proveniente de quien sabe dónde a la campaña de Guillermo Anaya mediante las tarjetas fachada, que usaron recursos provenientes de la Universidad Tecnológica de Nuevo Laredo para apoyar las aspiraciones del candidato panista.
Si en el próximo regreso a clases algún alumno de esta universidad tamaulipeca se pregunta por qué hay carencias en su plantel, la respuesta la encontrará en el pago de viáticos, gasolinas, comida, hospedajes y quien sabe que más, en favor del PAN durante la pasada campaña electoral en Coahuila.
Pero eso tampoco es una sorpresa: ellos siempre han sido así. Son el mejor ejemplo de la contradicción.

 

Un ex candidato de la derecha que ha sido señalado innumerables veces por sus nexos con el narco y promete seguridad; un ex candidato de la izquierda, que habla de justicia social y explota a sus trabajadores en las minas y en sus otros negocios, pero que además recorre el estado y el país a bordo de su avión privado.

 

Coahuila no puede detenerse por los caprichos de unos cuantos que a partir de que no pudieron conquistar la victoria electoral, buscan hoy hacerlo por las vías del engaño, la victimización y de generar confusión entre la comunidad.

Pero ellos así son y como decía Luis Donaldo Colosio, “no tienen remedio”

DEJE SU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *