Home OPINIÓN Maestros, los grandes formadores

Maestros, los grandes formadores

0
0

 

Verónica Martínez García

El 15 de mayo se celebra el Día del Maestro. La conmemoración fue instaurada durante el gobierno de don Venustiano Carranza cuando un grupo de legisladores, casi todos ex docentes, enviaron una iniciativa al Congreso para celebrar a los trabajadores de la educación. El Presidente Carranza firmó el decreto y el 15 de Mayo de 1918 se celebró por primera vez el Día del Maestro en México.

De acuerdo a la historia, se eligió ese día para conmemorar la toma de Querétaro en 1867, cuando el Ejército Mexicano logró derrotar al Segundo Imperio de México, pero también en honor a un personaje central en la historia de la educación religiosa: San Juan Bautista de La Salle.

San Juan de la Salle fue un sacerdote y pedagogo francés innovador, que consagró su vida a formar maestros destinados a la educación de hijos de artesanos y de niños pobres de la época.

Las maestras y los maestros siempre han tenido un papel importante en la vida de todos. Quién no tiene algún ejemplo de superación de un querido docente, o una anécdota inolvidable. Las aulas son un espacio para el aprendizaje en muchos sentidos, ya sea pedagógico o de vida. Es el mejor legado.

El trabajador de la educación representa al guía, al consejero, el que brinda conocimientos y cariño. Son ellos con quienes nos apoyamos los padres de familia en la formación de nuestros hijos. De ese tamaño es la confianza que depositamos en los profesores. Sabemos que corresponderán.

La profesión de transmitir conocimientos, cultura, educación, no es sencilla. Es extenuante porque se trabaja con grupos grandes de alumnos y se tiene la presión de que cada uno de ellos aprenda. Por eso, se les admira su vocación, su amor por la niñez y juventud, su pasión por la docencia y la paciencia infinita en el arte de enseñar.

En nuestro país, las y los maestros se han erigido, merecidamente, en figuras de autoridad moral no sólo en las instituciones educativas, también en las comunidades, en la sociedad y en los gobiernos. Son queridos y respetados.

Mañana martes, el pueblo de México estará festejando el Día del Maestro. Lo hacemos con júbilo, pues es una oportunidad para refrendarles nuestro aprecio y admiración a la labor diaria que llevan a cabo en las escuelas.

Las profesoras y los profesores son formadores de ciudadanos de bien, impulsores de sueños y segundos padres de familia ¡Felicidades a tod@s!

DEJE SU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *