Home OPINIÓN La verdad y certeza jurídica salen a la luz pública en caso Coahuila
La verdad y certeza jurídica salen a la luz pública en caso Coahuila

La verdad y certeza jurídica salen a la luz pública en caso Coahuila

0
0

Verónica Martínez García

 

 

Conforme pasan los días, va saliendo a la luz pública no sólo la verdad, también la legalidad y certeza jurídica. Hablo con relación a los comicios del pasado 4 de junio en el que resultó ganador el candidato Miguel Riquelme y a quien ya el Instituto Electoral de Coahuila le validó la victoria, entregándole la constancia de mayoría como Gobernador electo del Estado.
Y es que desde un principio, Miguel Riquelme y el Partido Revolucionario Institucional, mantuvimos la confianza en las leyes electorales, pero sobre todo, en la democracia. Hemos defendido, con responsabilidad, pero también con firmeza, el triunfo de Riquelme.

 

A qué me refiero con que se va conociendo la verdad, a que la legalidad se impone, finalmente, sobre los criterios partidistas o improvisaciones de los consejeros del INE. La realidad sobre la falacia; la legalidad sobre la argucia. En días pasados se develó que no se ha publicado en el Diario Oficial de la Federación las normas que en el rubro fiscal estableció el INE sobre las que sujetó a sanciones a Miguel Riquelme en cuanto a los gastos de campaña. Es decir, no son válidas esas reglas fiscalizadoras.

 

Un hecho es que el candidato del PRI nunca rebasó los gastos de campaña marcados por la Ley Electoral; también fue un hecho que en forma y tiempo se presentó y cumplió ese requisito ante las autoridades en la materia.

Ahora que se evidencia esa mala intención (así se percibe en la opinión pública) de los consejeros del INE contra Coahuila y su proceso electoral; queda en entredicho la imparcialidad, objetividad y certeza jurídica con que deben conducirse el INE y sus consejeros. Eso afecta, lamentablemente, los avances que en democracia se han alcanzado en los últimos años y que se había reflejado con una mayor participación ciudadana en el quehacer político y en los procesos electorales recientes.

 

Con esas pifias del INE, queda más que claro que Miguel Riquelme ganó de manera democrática la gubernatura y la ganó porque recibió la confianza de la mayoría de los coahuilenses. Esto es un hecho y siempre lo hemos dicho. Defendemos su triunfo y defendemos con ello la voluntad ciudadana. El tiempo y la Ley nos están dando la razón jurídica sobre la que hemos apelado la victoria de Riquelme.

 

La democracia no está sujeta a experimentos de laboratorio con fines perversos. La democracia ganó el 4 de junio y hará Gobernador Constitucional de Coahuila a Miguel Ángel Riquelme Solís.

DEJE SU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *