Home OPINIÓN Hasta el final

Hasta el final

0
0

Lo dijo en Tercer Grado: seguirá hasta el final. Como en los partidos de futbol que se van tomando decisiones conforme avanzan para llegar al triunfo, así lo está haciendo Meade y en su entrevista lo confirmó. Había rumores de que declinaría, que habría negociaciones y que no llegaría al final del proceso, pero ya lo dijo fuerte y claro: va por el triunfo.
Meade es un candidato que no había militado en ningún partido y apenas en unos meses ha tenido que aprender a contra reloj todo lo que conlleva una campaña exitosa. El relanzamiento de su campaña fue muy positivo, lo vimos fuerte, decidido, dispuesto a debatir, a defender sus ideas y propuestas y a mostrarnos de que está hecho y por qué es el mejor para gobernar México. Yo lo defino en tres palabras: trayectoria, experiencia y transparencia.
Previo a este proceso, no lo habíamos visto en campaña, ni en mítines ni pronunciando discursos políticos. En los pasados 20 años se dedicó a servir a México desde las Secretarías de Energía, Relaciones Exteriores, Hacienda y Crédito Público y Desarrollo Social, la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro, el Instituto para la Protección del Ahorro Bancario, Banrural y Financiera Rural. Ha trabajado satisfactoriamente para los mexicanos durante 20 años.
A veces esperamos soluciones mágicas e inmediatas, pero no hay magia. Si la hubiera probablemente alguien ya la hubiera utilizado para resolver de una vez por todas los problemas que aquejan a nuestro México. Es tentador darle el voto a quien más ofrezca, al candidato que endulce el oído de los electores, pero este gran país requiere del esfuerzo y participación responsable de todos, requiere de experiencia y compromisos serios.
Es fundamental analizar cuál ha sido el comportamiento de cada uno de los candidatos para prever cómo será en el futuro y qué es lo que realmente le conviene a México.
Es claro que una persona preparada, pero que además ha puesto en práctica sus conocimientos es la mejor opción y Meade es quien reúne esas características. Lo podemos ver mediante un sencillo ejercicio: Si tuvieras que contratar a una persona para ser director de una empresa ¿a quién elegirías? ¿Al que tiene carrera profesional pero nunca ha puesto en práctica sus conocimientos? Es el caso de Anaya. ¿Elegirías a quien tardó más del doble de años que marca el programa para egresar de la universidad con muy bajas calificaciones y cuya única experiencia como administrador fue desastrosa? Ese es López. ¿Elegirías a quien conoce a fondo las diferentes áreas de la empresa, en todos los niveles, ha dado buenos resultados y además tiene dos carreras universitarias y un doctorado? La respuesta también es sencilla. Meade es quien mejor puede gobernar.
La elección no está definida, se define el primero de julio con el voto ciudadano. Las últimas elecciones en México y el extranjero nos han demostrado que las encuestas se equivocan y que una gran parte de la población decide su voto al final.
Ha transcurrido ya la mitad de la campaña. Es tiempo del análisis y la reflexión.

DEJE SU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *