Home COAHUILA CARBONÍFERA “Halloween” no es fiesta de los mexicanos
“Halloween” no es fiesta de los mexicanos

“Halloween” no es fiesta de los mexicanos

0
0

Por: Cristina Flores Cepeda

Región Carbonífera, Coah.- Mientras por un lado las diferentes creencias religiosas señalan la noche de brujas o “Halloween” como una fiesta pagana, las autoridades pretenden arraigar el día de difuntos en México con todo y la colocación de altares en honor a los familiares que ya fallecieron y los jóvenes influenciados por el vecino país del norte, preparan con anticipación la fiesta de disfraces y los niños el salir a pedir dulces entre los negocios ubicados cerca de su domicilio y en las casas de sus vecinos. Así este 31 de octubre donde con anticipación los comercios se llenan de objetos y disfraces demoniacos para todas las edades y todos los gustos.
De hecho los niños esperan ya –muchos de ellos- el salir a pedir dulces a la calle disfrazados o no, mientras que la juventud el objetivo es la diversión, el baile, la convivencia y el consumo de bebidas embriagantes.
Es impresionante el poder de la publicidad en nuestro medio que nos lleva a comprar, a pensar y a vivir de una manera en la que ni siquiera hemos reflexionado. Cuando nos damos cuenta estamos atrapados por el consumismo, el cual no respeta edad, nacionalidad o creencia religiosa. Se vale de cualquier elemento para atraer nuestra atención con el fin de vender. Ejemplos hay muchos como Navidad y Día de muertos.
En el “día de muertos” (que es lo que se conmemora en México) vemos que al aproximarse el 31 de Octubre las tiendas se ven llenas de: mascaras, trajes de monstruos, atuendos de brujas, calabazas con expresiones terroríficas, etcétera, en fin, de artículos que poco tendrían que ver con alguna fe religiosa y con la fiesta que se celebrará.
Podemos considerar que la celebración del “Halloween” tiene dos orígenes que en el transcurso de la historia se fueron mezclaron. Uno de ellos es pagano y lo atribuyen a la celebración Celta, llamada “Samhain” y que tenía como objetivo dar culto a los muertos. El segundo origen es cristiano; desde el siglo IV la Iglesia de Siria consagraba un día a festejar a “Todos los Mártires”. Tres siglos más tarde el Papa Bonifacio IV transformó un templo romano dedicado a todos los dioses (panteón) en un templo cristiano dedicándolo a “Todos los Santos”, a todos aquellos que nos habían precedido en la fe. La fiesta en honor de Todos los Santos, inicialmente se celebraba el 13 de Mayo, pero fue el Papa Gregorio III quien la cambió de fecha al 1º de Noviembre, que era el día de la “Dedicación” de la Capilla de Todos los Santos en la Basílica de San Pedro en Roma.
Si analizamos la actual celebración del “Halloween” veremos que poco tiene que ver con sus orígenes. De ellos sólo ha quedado el hecho de la celebración de los muertos pero dándole un carácter totalmente distinto al que tuvo en sus orígenes y agregándole poco a poco una serie de elementos que han distorsionado totalmente la fiesta, sea “de los muertos (difuntos)” como de “todos los santos”. Entre los elementos que se le han agregado, tenemos por ejemplo, la tradición de “disfrazarse”.
Muy posiblemente, producto de su identificación con la fiesta de los Druidas, en la cual se “invocaba” a los muertos y los mismos sacerdotes servían de médium, esta celebración del 31 de Octubre, se ha ido identificando con diversos grupos “neo paganos”. Por otro lado el 31 de Octubre, de acuerdo a la enciclopedia “World Book”, “Halloween” es la víspera del año nuevo para la brujería y dice que es el principio de todo lo que es “frío, oscuro y muerto”.
“Hollywood” ha contribuido también a la distorsión de esta fiesta creando una serie de películas como “Halloween” en las cuales la violencia gráfica, los asesinatos, etc., crean en el espectador en estado de angustia y ansiedad. No podemos decir que estas películas son solo para adultos, pues es una realidad que dada nuestra cultura y el relajamiento en la censura pueden ser vistas, muchas de estas, incluso en la televisión comercial creando en los niños miedo y sobre todo una idea errónea de la realidad. Se ha avanzado en el sentido de que las escuelas se programan para preparar los altares de muertos pero aún falta mucho por hacer. La mejor opinión desde luego es la suya. Por lo pronto la recomendación principal es que no deje solos a sus niños pequeños y no permita que chicos o mayores causen destrozos solo porque no les dan dulces.

 

 

 

DEJE SU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *