Home Catón

Catón

De política y cosas peores

Por: Armando Fuentes   CIUDAD DE MÉXICO.- Día: alguno de fecha muy reciente. Hora: la de la noche, propicia a los encuentros de libídine. Lugar: el Motel Kamagua, acogimiento de amantes clandestinos. En una de sus habitaciones están Rosibel y don Algón, ella muchacha en flor de edad, él galán en vías de añejamiento. Tendidos […]

De política y cosas peores

Por: Armando Fuentes CIUDAD DE MÉXICO  .- “¿Sabe usted, señor licenciado, lo que es una notomía? Yo nunca había oído esa palabra. La escuché por primera vez en la cocina de la casa del Potrero, una noche en que la sobremesa de la cena se alargó. Entonces, claro, no había televisión ni radio, y lo […]

De política y cosas peores

Por: Armando Fuentes Aguirre   CIUDAD DE MÉXICO .- Recordaré hoy con mis cuatro lectores el caso de aquellos jóvenes recién casados que tenían un código secreto para decirse, incluso en presencia de otros, que al llegar a su casa harían el amor. Él le decía a ella, o ella a él: “¿Qué te parece, […]

De política y cosas peores

Por: Armando Fuentes   CIUDAD DE MÉXICO  .- Doña Pasita y don Calendárico cumplían esa noche 50 años de casados. En la cama ella jugaba Candy Crush y él veía un noticiero de televisión. De pronto doña Pasita se volvió hacia su marido y le hizo una pregunta que inquietó al señor: “Dime, Cale: ¿alguna […]

De política y cosas peores

Por: Armando Fuentes   CIUDAD DE MÉXICO  .- La temporada de fiestas pasó ya. Puedo entonces, sin mengua del espíritu que se prolonga hasta la Candelaria, narrar “El Chiste más Pelado de Principio de Año”. Confieso que para arrojarme a tal audacia me prevalgo de una fortuita circunstancia: doña Tebaida Tridua, encargada -por propio nombramiento- […]

De política y cosas peores

Por: Armando Fuentes   CIUDAD DE MÉXICO .- Muchas mujeres entregan su virginidad por tres razones, las cuales se expresan con palabras que empiezan con -in y acaban con -encia. Esas razones son: por inocencia, por insistencia o por insolvencia. Doña Panoplia de Altopedo, dama de buena sociedad, le dijo a la criadita de la […]

De política y cosas peores

Por: Armando Fuentes   CIUDAD DE MÉXICO  .- La causa de aquel lance de honor fue Rosalina. Mujer de enhiesta proa y elevada popa,  joven aún y de agraciado rostro, estaba casada con un señor entrado en años y cerca ya de salir de ellos, enhiesto de nada y elevado de ninguna parte. Se llamaba […]

De política y cosas peores

Por: Armando Fuentes   CIUDAD DE MÉXICO .- El médico rural fue por la noche a la casa de un joven granjero a fin de atender el primer parto de su esposa. Como no había ahí energía eléctrica el doctor usó para iluminarse una lámpara de baterías. “Ahí viene ya el niño” -dijo proyectando el […]

De política y cosas peores

Por: Armando Fuentes   CIUDAD DE MÉXICO  .- Capronio se iba a casar. Le preguntó un amigo: “¿Dónde vas a pasar tu luna de miel?”. Respondió él: “En Camagüey”. Inquirió el otro: “¿En Camagüey, Cuba?”. Precisó Capronio: “No. En cama, güey”… He aquí la triste historia del sujeto que vivía en la Ciudad de México […]

De política y cosas peores

Por: Armando Fuentes   CIUDAD DE MÉXICO .- Doña Jodoncia fue atropellada por un raudo automóvil cuyo conductor ni siquiera detuvo su veloz carrera después del atropellamiento. Un oficial de tránsito le preguntó a la mujer: “¿Pudo usted a ver la placa del vehículo?”. “No, – contestó doña Jodoncia, rencorosa-. Pero en cualquier parte reconocería […]