Home OPINIÓN Algo que vale la pena contar

Algo que vale la pena contar

0
0

 

ALBERTO BOARDMAN

“El aullido de los lobos nos llegó desde cerca. Fue casi como si los aullidos brotaran al alzar él su mano, semejante a cómo surge la música de una gran orquesta al levantarse la batuta del director.” Bram Stoker.

El progreso intelectual de cualquier sociedad, depende en demasía de quienes tienen en su momento la batuta de dirigir la formación educativa de los niños y jóvenes. Con frecuencia nos apena la evidencia de que en nuestro país, existen cada vez menos lectores producto de las desatinadas políticas públicas respecto a la formación lectora desde el inicio y recorrido total de la preparación educativa. Si no logramos despertar desde el comienzo, primero la simpatía y luego la consciencia sobre los beneficios de la práctica lectora, no podremos quejarnos luego de tener adultos que nada leen. Pero, ¿cómo pueden las autoridades rectoras de los procesos educativos, implementar acciones acertadas para obtener buenos resultados en este concepto cuando ni siquiera ellos mismos resultan ser lectores? Ahí está el meollo del asunto. Necesitamos que quienes encabecen esta formación procedan de una cada vez más extinta estirpe de lectores naturales y comprometidos con la causa. Es la única manera, nadie puede hablar de lo que no sabe y mucho menos actuar sobre lo que desconoce. Si contamos con un líder lector, las cosas respecto a la deficiencia social en este tema, pueden comenzar a evolucionar para bien.

Respecto a tanta insistencia sobre los beneficios de la lectura, Vargas Llosa lo resume magistralmente: “Leer, es protestar contra las insuficiencias de la vida.”

Grandes expectativas ha causado la postulación de Salvador Hernández Vélez a la rectoría de la Universidad Autónoma de Coahuila, especialmente en cierto sector de la población que comprendemos la trascendencia de que al fin, alguien comprometido desde siempre con la causa lectora, pueda encauzar un rumbo efectivo y prometedor en este sentido. Chava, afamado caudillo lector, representa en el cambio, una esperanza: La del avezado lobo que en principio siempre lee, enseguida cuestiona y por consecuencia actúa.

Somos lo que hemos leído y esta es, palabra de lector.

Contacto: radioelitesaltillo@hotmail.com

DEJE SU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *