Home Alberto Boardman Algo que vale la pena contar
Algo que vale la pena contar

Algo que vale la pena contar

0
0

Por: ALBERTO BOARDMAN

Estandartes grabados en metal y piedra encontrados en Persia y Egipto, datados en torno al 5,000 a.C., nos permiten estimar que banderas y pendones han sido compañía del ser humano prácticamente desde su establecimiento organizado en este planeta.
Con el tiempo, estos símbolos fueron adquiriendo el yugo de representar de la imposición al dominio. Imperios, conquistadores, barcos, ejércitos, abrían el paso de sus huestes o delimitaban sus territorios usando banderas. A la postre, símbolos, colores y características propias de dichos emblemas, fueron mudando de la simple gracia, a los conceptos ideológicos que reflejaban el sentir o la historia propia de la comunidad representada.
Muchas banderas han llegado a adquirir tanta fama y difusión que, con tan sólo apreciarlas, podemos interpretar una considerable carga de ese mensaje que con el tiempo han ido acumulando. Cuántas cosas no pensamos al ver una bandera blanca con una simple Cruz Roja; el símbolo celeste de la ONU, o la terrible Suástica negra con remate en blanco y rojo. Gracias a ese impacto visual de información que puede generar un emblema, hoy en día existen distintivos tanto para países como en equipos deportivos, organizaciones, empresas, familias, linajes y un largo y prolongado etcétera. Incluso existe una ciencia denominada “Vexilología” (del latín vexillum-estandarte y del griego logia-tratado de), que se encarga de estudiar todo lo relacionado con este importante símbolo de civilidad.
Con muy pocos cambios substanciales en nuestra bandera mexicana, este año se celebran 196 años de su existencia. Las modificaciones notables más recientes fueron realizadas por Venustiano Carranza y consistieron en variar la orientación del escudo nacional, moviendo el águila estampada de frente, hacia su perfil izquierdo. De ahí en demás, tanto colores como la gran mayoría conceptual de sus elementos permanecen tales como los de la insignia nacional de 1821, año en el que precisamente durante la Independencia, un 24 de febrero, formado el ejército de las tres garantías declaraba a México como país independiente.
Somos lo que hemos leído y esta es, palabra de lector
Contacto: radioelitesaltillo@hotmail.com – Twitter: @AlBoardman