Home OPINIÓN Algo que vale la pena contar

Algo que vale la pena contar

0
0

ALBERTO BOARDMAN

 

 

La serie de aventuras del profesor en iconología y simbología Robert Langdon, comenzó en el año 2000 con una no muy efusiva recepción de la primera apuesta del autor americano Dan Brown al publicar “Ángeles y Demonios”, libro que no causó mayor revuelo en su momento. Sin embargo la segunda entrega en 2003, titulada: “El Código Da Vinci”, se haría mundialmente famosa llegando incluso a la posición número 12 de los libros más vendidos de la historia con más de 80 millones de ejemplares. Seguramente el tratamiento ameno y la insinuación de ciertos “secretos revelados”, así como una trama trepidante, secundó que la publicidad corriera de boca, haciendo gozar al autor de muy buenos años de fama. Por supuesto que también la primera película vendría a apuntalar este hecho, y mientras que Brown escribía la tercera aventura, la editorial relanzó de nueva cuenta “Ángeles y demonios”, que obviamente vendió más que en el primer intento.

 

Luego pasarían seis años para que “El símbolo perdido” se publicara en 2009, y cuatro más para que en 2013 llegara “Inferno”.

 

La quinta entrega de los libros llamada “Origen”, llegó apenas el año pasado y bueno, ay que decir que la fórmula utilizada por Brown a estas alturas ya se encuentra sumamente desgastada. El libro tiene una buena apuesta, aunque  involucra de nueva cuenta la religión como parte secundaria en la trama, la ciencia es ahora la convocada a revelar nuevos secretos predictivos y proféticos que al final invitan a la reflexión. Pero ciertamente, 636 páginas son un exceso para una historia que pudo ser contada en no más de 300. Todo lo demás es relleno al mismo estilo que sus hermanas anteriores, persecuciones obvias que terminan en un “disculpe usted”, una pareja protagonista que corre y corre en peligro constante, acertijos simbólicos sumamente forzados y un desenlace muy trillado al más puro estilo tipo “Otra vuelta de tuerca”. Robert Langdon, ese Indiana Jones cosmopolita y sofisticado, abusa de su condición de personaje literario, rayando en la vejez de lo trillado.

 

 

Somos lo que hemos leído y esta es palabra de lector.

 

radioelitesaltillo@hotmail.com

DEJE SU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *